viernes, 16 de febrero de 2018

Aprovechando que vienen nubes

Inicialmente hoy viernes había prevista una salida a la Sierra de Hornachuelos, pero finalmente Murphy ha intervenido y se esperan nubes por la zona a lo largo de la noche. De hecho, aprovechando la cercanía, a eso de media mañana me acerqué a dar un paseo y en efecto comenzaron a aparecer, en contraste con el sol que calentaba. Esta afición es así.

Como ese tema se veía venir desde hace días, así como la racha de nubes que a partir de ya se esperan, el jueves noche abrí el observatorio. Inicialmente quería buscar una delta Scutti, pero aprovechando que de nuevo mi amigo Jose María Fernández había puesto tierra de por medio dándose el piro a las cercanías de Carmona, aprovechamos para hacer observaciones conjuntas vía WhatsApp.

Cuando él llegó, a mí me había dado tiempo de medir un par de cometas: el famoso C/2016R2 (ahora con magnitud 14.84 CV y el más débil C/2017 T3, con un brillo de 16.68 CV

 


La parte de supernovas, cómo no, la inauguré con la 2018gv, que ha iniciado su descenso de magnitud:


Y luego, les tocó el turno a otras SN más débiles:

2017 iro



2018 om



2018 pv


Mientras que las galaxias a observan subían por el horizonte, postaleé un poco, por el gusto de sacar alguna imagen diferente:



Alrededor de la 01:30 de la madrugada, cerré el observatorio: el viernes había que ir al curro. Veremos cuándo podrá ser la próxima.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Sin muchas novedades

Usando un respiro meteorológico, aproveché la noche del martes para abrir el observatorio, sin acabar de tener muy claro que la sesión de observación se prolongase, pues habían aparecido algunas nubes altas, y según donde mirase la previsión, se anunciaban nuevas nubes. Finalmente pude echar un buen rato de observación, sin muchos objetos en agenda.

Uno de los primeros fue el "cometa del año", el C/2016R2 que aunque aún luce estupendo, poco a poco va debilitándose:


La magnitud medida fue de 14.85 CV.

Un segundo cometa, que ya había observado con anterioridad, cayó en la agenda. El C/2016A1, bastante más débil que el anterior: 16,38 CV


En el capítulo de supernovas, además de la 2018 gv (a la que ahora le mido una magnitud de 13,35 CV) iniciando poco a poco su descenso de brillo, no había mucho donde elegir. Gracias a la observación conjunta vía WhatsApp, con mi amigo Jose María (él desde cerca de Carmona) iniciamos la observación de la AT2018tl, que no era ni de lejos, "para tirar cohetes". Consigo medirle una magnitud de 16.58 CV


Aquí la imagen que ALADIN nos señala para la ubicación de esta posible supernova:


Por lo que veo en la web de TNS, no está del todo claro que corresponda a una supernova "clásica".

El fin de semana parece revuelto. Con todo, para la noche del viernes hay prevista una salida a la Sierra de Hornachuelos, en compañía de Jose María y de algunos alumnos de mi instituto, interesados en la Astronomía. Veremos si el señor Murphy nos deja.

sábado, 10 de febrero de 2018

Variables en modo auto

El seguimiento de las estrellas variables exige dedicar toda la noche de observación (o como mínimo una muy importante parte de ese tiempo) a su evolución, no pudiendo usar el telescopio en otra cosa salvo a eso. Lo que para mí es un inconveniente que no termina de agradarme, mira por donde, en la noche del sábado me vino más o menos bien. Tenía ocupaciones lúdicas pendientes esa noche, de modo que con antelación busqué la V451 Dra (= GSC 4552-1492), una variable del tipo delta Scutti, y sin ni siquiera activar el guiado (está relativamente cerca de la Polar) dejé el equipo funcionando solito. Eso sí, antes tuve que desenfocar para poder alargar tiempos de exposición.

A eso de pasadas las 12 de la noche, recogí el fruto:


A eso de las 12:30, y antes de retirarme, hice varias tomas a otra débil supernova. Un poco para quitarme esa sensación de haber estado casi en "modo extra-cómodo" más que en "modo auto". La elegida fue la SN 2018kq, a la que no puedo medir nada


La noche no dio más de sí.

Seis más uno

Por fin la noche del jueves pude volver a abrir el observatorio, tras varias noches de nubes, humedades y otras variables no controladas. En agenda, varias supernovas que tenía atrasadas de observar y de nuevo el cometa C/2016 R2 que tan buena planta lleva teniendo. Fue el primero de la noche, y aquí los datos obtenidos de fotometría y astrometría reportados a MPC. Sigue brillando en 14,72 CV de magnitud


Y las supernovas:

2018 gv
m = 13,28 CV




2018 ph
m = 15,82 CV


2018 pc
m = 15,03 CV


2018 oh
m = 14,58 CV



2018 l


2002 lz


La noche del viernes aparecieron nubes por mi zona que decidieron quedarse. La noche del sábado, la tengo complicada. Veremos.

sábado, 20 de enero de 2018

Vuelvo al 7

El (pen)último fallo que me ha dado la conectividad del portátil (con Win10) con la montura, me hizo recordar que eso no sucedía con el viejo portátil Toshiba (de escasa RAM y menos de disco duro) que antaño usaba. De modo que casi con la media mañana de ayer viernes por delante, y la tarde de ese día, decidí formatear mi viejo amigo (lo tenía superguarro de programas-experimentos que le había instalado) y reinstalar todo con Windows7, incluido TheSky6 que me gusta más que Cartes du Ciel (cuestión de gustos).

Así que me puse manos a la obra. Mientras lo hacía, me repetía que el disco duro se me iría a quedar corto muy pronto, peeeroooo...me acordé que tengo en casa un servidor NAS de 6 TB en espejo (3-3) puesto en red. De modo, que ¿por qué no hacer que el NAS hiciese de disco duro y capturar las imágenes directamente en él? Había que probarlo.

El formateo del ordenador, y la instalación y configuración de los programas, me dejó sin tiempo material para hacer tomas flat, así que como el objetivo principal de anoche era ver si todo funcionaba de modo correcto, decidí usar las tomas flats de la otra noche procurando justo la misma orientación de cámara (cosa del todo imposible, pero bueno). Con todo, solo instalé en el viejo Toshiba lo mínimo para andar: Windows7, TheSky6, ASCOM, EQMOD, MaximDL, FotoDif, Atik, ElBrus y TeamViewer. Una vez eso, tuve que pelearme un poco con la informática para conseguir que igualmente Toshiba leyera directamente del NAS y lo considerara como una unidad más, solo que unidad de red. Eso haría incluso que conforme los datos e imágenes pasaban al NAS, pudiese ir tratándolos con el resto de programas no instalados, (como Astrométrica, FoCAs o FotoDif para supernovas) casi de modo simultáneo desde "el puesto de control" donde tenía el otro portátil-Win10 con acceso al NAS. Afortunadamente no me llevó demasiado tiempo conseguirlo, y para mi sorpresa todo parecía funcionar bien, al menos en los preliminares.

Hice una copia del subdirectorio de EQMOD del portátil Win10, para seguir disponiendo de los mismos puntos de alineación que ya tenía.

La conexión remota TeamViewer "se me cayó en numerosas ocasiones (muy poca RAM para tantas cosas), si bien reconectaba pronto.


Pasadas las 19:30 h, ya estaba en condiciones de empezar. Y más o menos para entonces, mi amigo Jose María y yo, coordinábamos observaciones conjuntas por mensajería: él desde cerca de Carmona, y un servidor desde casa, donde por cierto, la humead-ambiente iba en aumento.

Como la otra noche le tocó el turno al C/2016 R2, en esta ocasión apunté a C/2017 T1, que se movía muy rápido. Le mido magnitud 14.91 CV


Son 37 imágenes de 40 segundos (a 10 fotograbas/segundo). Lástima que se me ocultó tras el muro de la azotea. Se aprecian los no-flats de las tomas y el "muro" que aparece al final.




Mientras terminaba las tomas, mi amigo Jose María andaba con la supernova 2018hy y ya me advertía que no era para tirar cohetes, como después pude comprobar con una simple toma de 140 segundos. De modo que pasé de ella. Así que me entretuve terminando de afinar configuraciones de programas instalados, haciendo algunas pruebas, y posteriormente jugando con el C/2016 R2 a la espera de que la supernova 2017jzx cogiera un poco de altura (no mucha, para que la humedad no entrara directamente en el telescopio, a pesar "del gorrito" como al final acabó sucediendo).

SN 2017jzx


Por eso de no tener flats correctos, de nuevo he tenido que camuflar el odioso donut jugando con las curvas de luz de MaximDL.

Para eso de las 12 de la noche ya había subido en tres ocasiones a pasar el secador de pelo al C11 y quitar la humedad dd la lente. Concretamente, en la última, casi me encuentro patos nadando en el propio telescopio... ;-)

Así que no me pensé demasiado el siguiente paso: cerrar el observatorio.

El viejo portátil lo he dejado permanentemente puesto. Me ha gustado la experiencia de hoy de ir trabajando con un segundo portátil los datos/imágenes que va volcando Toshiba en el servidor NAS de casa, de manera que si bien había pensado formatearlo el que ahora tengo con Win10 (y olvidarme de esta versión de windows) ahora quizás siga un tiempo trabajando como hoy. Al menos hasta asegurarme que no hay problemas. Hoy sacaré nuevos Dark, Bias y Flats..... que pondré igualmente en una carpeta del servidor NAS, para que MaximDL lea desde ahí las imágenes de calibración, pues el Toshiba anda muy justo de disco (150 Gb para todo, incluido el propio sistema). Hoy seguiremos probando (espero).

jueves, 18 de enero de 2018

Sin donuts

No quiero cantar victoria, pero parece (parece) que el tema del odioso donut de las imágenes está siendo (al fin) vencido. Sabía que el asunto pasaba (y pasa) por la calidad de los flats, y de hecho, los he venido haciendo con el método de la "sábana-flat" que tan decentes resultados me ha dado. Pero tenía un problema, y es que se está a expensas de la luz del atardecer, y de la variación de ésta. De modo que dándome prisa podía registrar, a lo más, 2 ò 3 imágenes de flats con igual tiempo de exposición, pero con diferente luminosidad. Lo cual no deja de ser una burda aproximación.

La alternativa de comprar pantallas flats, pasaba por desembolsar unos 300 euros para una adecuada para un C11, lo cual, como mínimo daba un dolor de bolsillo. La otra opción era darle un poco al ingenio y buscar un sustituto.

Ya en la anterior entrada adelanté el invento: una lámina luminosa led de 60 x 60 cm, de color blanco frío, de esas que se usan en los techos de oficinas y dependencias, que aparecen empotradas en techos de corcho. Eso sí, apantallada y colocada justo sobre la misma boca del C11. Las primeras pruebas las hice con tiempos de exposición de 120 segundos. A diferencia del "sábana-flat", ahora durante ese tiempo, la luminosidad era la misma. En esas primeras pruebas me llevé una gran decepción, pues el famoso donut seguía apareciendo....Incomprensible...! Hasta que (tarde ya) caí en la cuenta de que NO había aplicado con MaximDL la opción de "Full Calibration", por lo que las correcciones flats y demás, NO se estaba aplicando a la imagen.

Ayer volví a sacar tomas flats. Ahora de 40 segundos. Concretamente hice unas 15, que ahora sí, se incluyeron en el "Full Calibration".

Las diferencias empezaron a surgir pronto.


Está claro que la imagen es mejorable.... Sin duda. Son 15 imágenes de 40 segundos apiladas con MaximDL sin alinear en el núcleo del cometa C2016 R2. Ya por lo menos parece que la pesadilla del donut empieza a ser historia (parece). Cruzaré los dedos. Y sobre todo, que "el invento" me ha salido por unos 30 euros (frente a los casi 300 que cuesta la pantalla "original" de marras)

Otro ejemplo más, con 1 toma de 140 segundos.


Justo a la noche de la prueba sin Full Calibration pertenece la imagen de la supernova 2017jcu a la que le mido (con reservas) una magnitud de 17.10

SN 2017jcu


En esta imagen, el donut está oscurecido con las curvas de luz, a expensas de verse relativamente poco la supernova.

Igualmente, esa noche me entró un correo para confirmar o no una supernova en declinaciones algo complicadas para mi observatorio. Y de hecho, en la imagen de confirmación, se observa claramente "el efecto donut-camuflado":


Finalmente, esta SN pasó a denominarse 2018hv


Curiosamente, justo cuando la observaba, mi entrañable amigo Jose María Fernández, hacía lo propio desde cielos cercanos a Carmona: habíamos coincidido, sin ponernos de acuerdo, en observar el mismo objeto.... Ya es casualidad. De modo que aparecemos los dos en la ficha del TNS, junto a otros miembros del equipo ASSS-N con quien colaboramos.


Como no todo puede salir bien, justo ayer, en medio del júbilo de desaparición del donut, MaximDL empezó a NO leerme las coordenadas de la montura. Parece que esto tiene que ver con una de las miles de millones de actualizaciones que hace Win10 y que ha afectado a esa comunicación. Al parecer, hay medio mundo en esta situación. De modo que para comunicar montura-MaximDL tenía que cerrar Maxim y volver a entrar: una lata, vamos...! Hoy lo he desinstaladlo, borrado registros, vuelto a instalar y restaurar copias de los puntos EQMOD del pasado diciembre (que no han aumentado en número, por cierto). La prueba para ver si funciona correctamente, tendrá que esperar al fin de semana. Esperemos que no haya nubes como hoy.

martes, 16 de enero de 2018

Volviendo al ataque

Después de tanta fiesta, gripe, nubes y (poca) lluvia....toca volver a la rutina. Es de ley. La parte positiva, es que igualmente han podido regresar las observaciones, y la de anoche fue el primer paso, en medio de una gran humedad, aprovechando el "solecito" que se nos regaló en el día de ayer, y -parece ser- hasta el fin de semana.

En las pasadas vacaciones, me hice con una pantalla led de 60 x 60 cm para volverme a pelear con los dichosos flats. Hasta ayer no pude probarlo, si bien los resultados (por ahora) no son todo lo bueno que me esperaba. Evidentemente, he tenido que apantallar con cartón-pluma (en triple tanda) la cantidad de luz blanca que ofrece esa pantalla.


Pero todavía me sigue apareciendo el tremendo donuts central, aunque -parece- con menor intensidad. Sin duda tengo que seguir probando el invento y jugar con tiempos de exposición de los flats.

Ya en la tarea, anoche la dediqué a montones de supernovas que tengo atrasadas, más una de (no)confirmación del equipo de ASASSN (de la serie BRUTUS) que me entró en el correo a media tarde. Igualmente, el cometa de moda (C/2016 R2) también tuvo su oportunidad, que espero poder mejorar en las noches sucesivas con mejor control de flats. Le mido una magnitud de 14,60 CV.



Las tres supernovas que medí, eran bastante "coquetonas":

SN 2017 jeh
 m = 16.47 CV

 


SN 2018 K
 m = 17.21 CV



Y una tercera a la que no puedo medirle nada... Si acaso, intuir de lejos su presencia:

SN 2018bi



Las dosis de humedad a partir de las 22:30 de la noche hicieron que tuviera que subir a "regar con el secador de pelo" la placa correctora del telescopio, de modo que a eso de pasadas las 23:00 h no tuve más remedio que cerrar. Entre otras cosas porque al día siguiente había curro. Veremos lo que da de sí el resto de semana. Seguiremos informando.